febrero 23, 2014

Astley Castle

febrero 23, 2014

GANADORA del RIBA Stirling Prize 2013, la intervención realizada en el Astley Castle, Nuneaton (Warwickshire), me provoca admiración y sana envidia. Primero por tener como cliente The Landmark Trust, una Organización británica sin ánimo de lucro que recupera y rehabilita edificios insólitos o singulares. A los que da una nueva vida luego, alquilándolos para estancias vacacionales que generen ingresos para su mantenimiento. Y segundo, por el proyecto de Wintherford Watson Mann Architects.Un trabajo de una extraordinaria sensibilidad en un castillo de finales del XVIII que se encontrava en estado ruinoso, sin por ello renunciar a una idea de contemporaneidad.

Ojalá hubiera por aquí más sensibilidades similares respecto a numerosos edificios y entornos urbanos que sin ser monumentales ni tener un valor histórico evidente merecen ser conservados, ya que lo que se suele construir en su lugar empeora lo existente y borra definitivamente una parte de lo que fuimos.Muchas veces le viene a uno el recuerdo de la cita que suele atribuirse a Carlos I de España y V de Alemania cuando vio las naves renacentistas construidas dentro de la Mezquita de Córdoba: "Habéis destruido lo que era único en el mundo y habéis puesto en su lugar lo que puede verse en todas partes". No es el caso de Astley Castle.




Más información:

0 comentarios:

Publicar un comentario

© 2010-2017. Diseño web: Joan Carles Sánchez