julio 05, 2012

Capilla de Santa Filomena, cuando el tamaño no importa

julio 05, 2012
«El arte nos enseña la sencillez en un mundo artificial»
—Lin Yutang
EL TAMAÑO no es importante, para la calidad arquitectónica de una obra, cuando hay ideas bien trabajadas. Un ejemplo es la pequeña capilla proyectada por Pedro Maurício Borges en Figueira da Foz (Portugal). Un proyecto que, entre otros aciertos —juego con la luz, compleja sencillez volumétrica—, desarrolla una idea ya utilizada por Le Corbusier en la Capilla de Ronchamp: la de la imagen sacra que tanto puede ser contemplada desde el interior como desde el exterior. Actualizada y resuelta a modo de elegante "escaparate comercial" situado sobre el eje de la visual de aproximación al edificio.

[Imágenes: vía yatzer © Fernando Guerra, FG+SG Architectural Photography]
© 2010-2017. Diseño web: Joan Carles Sánchez