marzo 25, 2012

La Ruina es bella

marzo 25, 2012
[Imagen: © Tom Mannion]
«El tiempo es el mejor autor; siempre encuentra un final perfecto»
—Charles Chaplin
ENVEJECE lo que está vivo de verdad. Hacerlo forma parte del ciclo natural de renovación. Otra cosa es si este proceso de ruina física dignifica, o no, el objeto o persona en cuestión. Es aquí donde la conservación y el mantenimiento pueden evitar la decrepitud; en algunos casos, también extrañamente atractiva. Quizás porque admiramos todo aquello que resiste con tenacidad, hasta la extenuación, el paso del tiempo y el uso; aunque sepamos que es una guerra perdida. La ruina es inevitable.

No obstante, para que la ruina sea memorable tiene que haber algo más que resistencia material y fortuna. Tiene que explicarnos una historia. Hablarnos de un tiempo, de un lugar... Transmitirnos un contenido emocional. Entendida de esta manera, la ruina es la casual destilación de una emoción. Y la belleza, lo que sentimos al contemplarla, su reflejo; ya que en arte las emociones se inducen, no se expresan directamente. Y es que, a veces, una pequeña arquitectura puede ser una Ruina con mayúscula.

0 comentarios:

Publicar un comentario

© 2010-2017. Diseño web: Joan Carles Sánchez